EL PINO AZUL – 03 SECRETOS DE LA MONTAÑA PARA LÍDERES

Foto: Oscar Manrique.

Blog: Oscar Manrique Blog, Montaña, Aventura y Viajes.

 

                           Para Jorge,

por compartir el secreto.

 

Shackleton-1

“Se buscan hombres para viaje peligroso. Salario bajo, frío extremo, largos meses de completa oscuridad, riesgo permanente. No se asegura retorno con vida. Honor y reconocimiento en caso de éxito.”

 

Con este aviso, publicado en el Times; el capitán Ernest Shackleton, aseguraba el calibre de espíritu de quienes lo acompañarían en aquella histórica expedición a la Antártida, cuyo fracaso lo situó entre los mejores líderes de todos los tiempos.

Buscaba héroes y la respuesta de los marinos ingleses fue abrumadora. Sabían que a falta de mapas, serían guiados por simples balbuceos cartográficos y aun así, la fila frente al número 4 de la Calle Burlington superaba las 55,000 personas.

¿Qué hace que un ser humano, acepte embarcarse hacia un destino inhóspito, en tiempos convulsionados de preguerra, con pésimas condiciones de salario, navegación y ninguna garantía de volver a casa con vida?

¿Era la única actividad a la que podía aspirar el común de los hombres de la época? ¿Garantizaba el prestigio de Shackleton, un trabajo estable posterior? ¿pretendían huir, de enrolarse en una inminente guerra, con cierta dignidad?

O quizá, lo que atraía a esos hombres, como el llamado de un carnyx celta a la batalla, era la promesa de contemplar por vez primera, algo que – por siglos – el mundo había tenido por imposible y ser considerado un héroe, por ello.

¿ 6 GRADOS DE SEPARACION?

“Seis grados de separación” más allá, al pie de las montañas nepalíes, los Sherpas me contaban que, los primeros emigrantes del Tibet dejaron las tierras bajas rumbo a Shangri-La, la morada perdida de la felicidad plena.

Ellos creen en dioses y demonios, y están convencidos de que estos espíritus custodian tesoros y valles ocultos en montañas, cuevas y bosques de todo el planeta y que para hallarlos, la persona debe estar atenta y dispuesta a la mudanza.

¿Es Shangri-La, un lugar físico o está formado por cada momento en el que fuiste feliz y la esperanza de sentirte igual? ¿Está fuera de ti? Según los ancianos del lugar, la felicidad, es inmutable. Muda el viajero, lo que entró en su mochila, se queda allí.

Un líder de cordada sabe que el secreto para llegar, está en el camino, y que, como intuían la tripulación del Endurance o los tibetanos que partieron hacia las montañas, cada quien lleva su mapa retratado en los ojos.

Encontrar que tu patria estuvo siempre en tu mente, el único lugar donde tu fondo insobornable es capaz de sonreir sinceramente, ha de ser el hallazgo más extraordinario en la vida de alguien. De un viaje así, no se regresa.

Quizá, la más valiosa lección de Shangri-La, pasa por asumir que, si el reino de tu cabeza es inexpugnable también lo será tu corazón. Si quieres motivar a otros a iniciar su viaje, necesitas mudarte al camino y empezar a andar, sobre él.

LA GRAN PREGUNTA: ¿EL LÍDER NACE O SE HACE?

El concepto de Continuum, defiende que el ser humano -en esencia, ejecutivo – tiende a hacer lo que otros esperan de él. Si le damos herramientas a un niño y le enseñamos que confiamos en él y en que sabrá cuidarse solo: lo hará.

El líder nace en el momento en que su mentor, le permite explorar en un entorno seguro y lo socorre sólo cuando lo pide o necesita. Este proceso, reduce al mínimo las heridas de batalla, físicas y emocionales, que genera el conocido “ensayo-error”.

Jean Liedloff, autora de “El Concepto del Continuum”, explica que el ser humano nace evolutiva y biológicamente preparado para vivir acunado y hacer la transición al mundo, paso a paso, desde aquel lugar seguro.

Los brazos del Líder, son el lugar idóneo para que el aprendiz de montañero adquiera experiencia: en ellos se moverá, adaptará a distintas temperaturas, ritmos, sonidos, sabores y sinsabores. Crecerá seguro, observando, meditando y experimentando.

Un día decidirá que está preparado para guiarse a si mismo, integrarse a un equipo y tomar en brazos a otros y lo hará, como el mejor. Tengamos en cuenta en este punto, que así como nace y se hace ¡un líder también se deshace!

TODOS BUSCAMOS EL ARCA PERDIDA

Cuando en 1981, Spielberg, Lucas y Kasdan, eligieron la búsqueda de un arca como tema y título para su famosa película, le añadieron un irresistible y poderoso ingrediente a las expectativas de su futura audiencia.

Un arca, evoca en la memoria, retazos significativos de pasado: objetos, personas y hechos, conectados con momentos sustanciales de nuestras vidas que, no fueron oportunamente procesados y asimilados por el cerebro.

¿Recuerdas el antiguo baúl de cuero o madera que contenía los tesoros de tu infancia? ¿o aquella caja de cartón que convertiste en refugio, velero y en donde cabían tus afectos, sueños y el mundo entero?

¿Vamos por más?

Alguna luz en la memoria colectiva ilumina cavernas y tupidos bosques. En el alba de la humanidad, la necesidad de formar parte del grupo se desarrolló al amparo del instinto de supervivencia y, con el tiempo, del aprendizaje social.

La plena sensación que produce el sentido de pertenencia, de no ser más la pieza que no encaja en el rompecabezas (aunque nuestra individualidad grite lo contrario), impulsan el deseo de compartir el secreto que el grupo custodia.

Un secreto da poder, nos hace parte y crea entre custodios, vínculos de complicidad indestructibles. ¡La de cosas que estuvimos dispuestos a hacer (e hicimos) para ser aceptados en el club secreto de la escuela o del barrio!

¿Y CUANDO EL GRUPO NO ES SUFICIENTE?

El ser humano es inmenso, como su necesidad de búsqueda, de develar misterios, de pertenecer a un espacio cada vez más grande y al mismo tiempo, más acogedor e íntimo. Y entonces, decide responder al aviso de Shackleton…

…como lo hace un líder montañero de la vieja escuela, la romántica: no por un récord, no por inscribir la hazaña en el currículo; si, por nutrirse de su montaña interior, con la confianza de quien es amamantado y luego, poder guiar a otros.

Es poco probable que un montañista invierta su tiempo en un libro sobre Liderazgo: lo escribe y los líderes corporativos y maestros, tenemos mucho por aprender de quien corona y especialmente, de quien aprendió a descender de su montaña.

LA MADRE DEL SECRETO

El Everest o Chomolungma “madre del universo”, para los tibetanos; es la montaña más alta de la tierra, si se mide a nivel del mar. La verdad es que, medida desde su base, el Kilimanjaro y el volcán Mauna Kea, la superan en tamaño.

Hace 400 años, la placa continental de la India chocó con Asia, con tal violencia que la placa india entró bajo la zona donde está enclavado el mítico monte y elevó su masa al cielo. Aún no se detiene. ¡El Everest sigue creciendo!

Esto es posible porque, como algunos líderes, tiene alma de granito que es una de las rocas más fuertes del mundo y por ello, puede manejar el desgaste y la erosión propia de la edad, asi como los terremotos que amenazan su integridad.

El paso del tiempo ha obsequiado al Everest, respeto y majestuosidad. Ha ganado cada grieta en su piel, cada hilo de plata en su preciada cima y ésto, sólo consigue aumentar su belleza y la admiración que por el Gran Centinela, siente el mundo.

¿Te recordó a alguien que conoces? A mi, si.

 

pinodelhimalaya

 

SABIDURÍA DEL CAMINO, EL PINO Y EL MONJE

Un sabio poema de Jalil Gibrán, advierte con dulzura: “Si revelas tus secretos al viento, no lo culpes por revelarlos a los árboles”. El pino azul, escuchó la historia del monje Gerhu. En ella, le contaba que tiempo atrás, sus manos dibujaron bendiciones.

Y le contó, cómo había remendado los mejores retazos de su corazón y equipado el morral con lo preciso para el viaje. En el bolsillo más grande, acomodó su canción favorita y al sol, que había tejido para soportar el invierno más frío, solitario y cruel.

Durante la marcha, Gerhu recordó a la abuela. ¡De buena gana hubiera hecho espacio en el morral, para su pan de mijo! Ella, la dama que sabía detener el tiempo, le había ayudado a entender que éste no transcurre, frente a una inmortal catedral de tierra.

Nunca antes coronó cima en invierno. Aquella fría noche grabó en su espíritu, la sensación de ser un invisible punto medio entre dos universos. Su humildad lo agradeció pues, a más de 5,000 mts. de altura, todo lo que conocía parecía estar bajo sus pies.

Finalmente, el monje reveló al intrépido pino, que había sido elegido para custodiar tres secretos. Se los confió, mas, olvidó pedirle que guardara silencio. Transformado en viento, Gerhu escondió los arcanos y entró en la montaña.

LOS TRES SECRETOS DE LA MONTAÑA

Una tradición inglesa, siembra árboles de Tejo en los camposantos. Se cree que sus raíces llegan a la boca de cada difunto para robarles los secretos, éstos suben cual savia hasta sus hojas y desde allí, son liberados al viento.

Si abrimos los oídos al camino, los árboles nos contarán cosas. En especial, el pino azul del Himalaya, él, lo ha visto casi todo, se ha deleitado con la música que otros no escuchan y se ha alzado en donde otros no subsistirían.

He aquí, las tres revelaciones de la montaña:

  1. EL MUNDO INTERIOR

Las Sendas del Dragón, una de las primeras leyendas sobre el mundo intraterreno, llega desde la Gran Bretaña prehistórica. Los druidas, las consideraban vías de energía espiritual, que se deslizaban bajo la tierra como serpientes.

Nacían del tránsito acuífero del subsuelo, el magma volcánico y la fricción entre las grietas telúricas. Sobre ellas, enclavaban monumentos sagrados: Glastonbury, o la Catedral de Chartres, erigida sobre un antiguo bosque sagrado de los celtas galos.

Antiguos registros, afirman que Montserrat, en Cataluña, además de ser una montaña hueca con un lago subterráneo, es un vórtice magnético. Esta, posee una actividad energética mirífica, que le ha valido su mágica reputación.

Los espeleólogos penetran la tierra, provistos de cascos, botas y lámparas; la curiosidad y el afán pionero, los hace reptar durante horas, entre  estalactitas y maravillas; ropa, piel y espíritu, cubiertos de barro, arañazos e ilusión.

Como las montañas, los humanos, muestran un cariz superficial y otro profundo al que Ortega y Gasset, llamaba: fondo insobornable, que es la base de nuestra personalidad, es irrenunciable y suele ser ignoto, aún para el mismo sujeto.

El líder de una expedición espeleológica, sabe que así como la luz del anhelo por llegar a la siguiente, lo sacará de la caverna, en ocasiones, necesitará de ejercicio, silencio y soledad, para descifrar de qué madera está hecho.

Como en el mundo subterráneo, la esencia de una persona permanece intacta e impele al mismo, a ciertos actos y búsquedas, a aglutinarse con otros. ¡Somos un inagotable yacimiento de promesas, desdenes y posibilidades!

  1. HISTORIAS DE VIDA

Mantener la vida ha sido por milenios, la primera ley humana. También lo es en montañismo. El líder de cordada sabe cuándo anteponer la seguridad a la aventura, cuándo es el momento de no avanzar más o decidir darse la vuelta.

La montaña es testigo del deseo del hombre por trascender su zona cómoda, explorarse a si mismo y ganar voluntades y nuevas cumbres, y también, de historias imprudentes que nunca serán contadas pues la prisa las confinó al abismo.

Megalitos, naturaleza trunca, fuselaje de aviones, los objetos de alguien, cuerpos que yacen bajo la nieve o entre las grietas: historias que el frío extremo y el aire seco han momificado, como lo hacían las resinas y aceites entre los antiguos egipcios.

El sol, se confabula con quien espera atisbar el pasado. Los antes gélidos y aún abruptos escenarios, develan su misterio por capítulos: cierran pendientes, y penosas historias familiares, recomponen el quehacer de hombre y naturaleza, en épocas idas.

Cada vestigio habla del rol humano en la gran novela universal: guerras que siempre dejan pérdida, quema de libros y cacería de brujas, amores en la sombra, gloriosas travesías, geniales descubrimientos, heroicos actos cotidianos.

Las huellas del paso humano por la tierra, son infinitas. Solemos dirigir nuestra atención hacia lo oculto y sin embargo, en la mayoría de los casos, los más preciosos tesoros son tan evidentes y espontáneos, que nos negamos a observar.

Las lecciones de la Historia, recuerdan a los líderes que, si en lugar de exacerbar las diferencias y el ego, se dedican a potenciar las ventajas de la diversidad y lo que ésta significa para una comunidad, habrán encontrado el camino de oro.

  1. LA FLOR DE LAS NIEVES

El secreto más caro y protegido por el viento de la montaña, nace durante el frío invierno y florece entre los roquedos más recónditos y altos de la cordillera europea. Allá, donde sólo el coraje o la inmortalidad, te llevarían.

Aparenta fragilidad mas, su resistencia a condiciones extremas es casi tan inverosímil, como su extraña y serena belleza. El origen de su nombre refiere nobleza, pureza y honor, y hay quien dice que la misma luna, le dio su color.

Su dificultad para llegar a ella, luego de escalar montañas y retar al frío, ha nutrido, desde la edad media, leyendas vivas, relacionadas con el amor que nunca se marchita. Lo cierto es que ella, la musa, Edelweiss, es real.

En Nepal, comparan la sabiduría con un espejo que devuelve la imagen de la realidad tal como es, transparente, magnética y magnificada a través de la experiencia. Los tesoros más valiosos los guardan la mente y el corazón.

Un escritor sensible e inteligente, diría que Edelweiss, es una flor preciosa, que no abunda y es mejor apreciarla intacta. Diría también, que los hallazgos afortunados cuando buscabas otra cosa, hacen sorprendente la vida.

Y todos, aprendices de líder y buscadores, sabemos que las sorpresas, ¡son la esencia de la vida! Quien elija coronar una montaña, ha de saber que ello es sólo la mitad del camino: la otra, más importante, es saber descender de ella. Es lo que prueba a un líder.

Un suave soplo del viento, llevará al pino azul, el perfume del Edelweiss: el aliento de la musa, que recordará al escritor y montañero de la vida, que la inspiración, el secreto más caro que guarda la montaña, está en su corazón, y es inmortal.

 

 

Bajo licencia Safe Creative, código de registro: 1604227293116

Anuncios

43 pensamientos en “EL PINO AZUL – 03 SECRETOS DE LA MONTAÑA PARA LÍDERES

  1. Desde hace muchos años, una fotografía en blanco y negro del Endurance encallado entre enormes bloques de hielo preside mi habitación. Ligeramente escorado hacia babor, sus mástiles y cuerdas aparecen engalanados por una gruesa capa de hielo como un fantasma congelado. Para mí, el Endurance es el símbolo de la tenacidad. Durante generaciones, el lema de la familia de Shackleton fue “Resiste y vencerás”. Endurance, resistencia, quizá la virtud más preciada en un líder. Y Shackleton, así como toda su tripulación, la convirtieron en su misión: todos volvieron con vida.
    Has vuelto a superarte a ti misma, Gissele. Has escrito algo evocador, estimulante, lleno de fuerza y empuje. Algo digno de ser leído y meditado con placer y provecho. Poético y al mismo tiempo práctico, una rareza como ese Edelweiss.
    Me siento realmente honrado por la dedicatoria. Todo un orgullo. ¡Un millón de gracias!

    Le gusta a 1 persona

  2. ¡Cuánta razón lleváis! uno que se pasa buscando tesoros en la selva, y lo cierto es que los cargamos en la voluntad y el cariño de la gente, a ver si también me creo líder. Me habéis dejado impresionado, maja, es un artículo con “mucha harina para encostalar”, si vale la comparación. ¡Felicísima Navidad!

    Le gusta a 1 persona

  3. El tiempo de cada persona es su vida. Uno de los propósitos de este blog y lo escrito en él, es respetarlo y valorarlo, al máximo. Es bueno saber que el artículo te resultó útil, agradezco sinceramente tu lectura y tus gentiles palabras. Un feliz y exitoso 2,016!

    Me gusta

  4. Como el líder activo, positivo y desprendido que eres, José Lorenzo, sabes mejor que nadie que el liderazgo sólo se consigue trabajando a nivel personal y lo demás viene por añadidura. Valoro muchísimo recibir un comentario tan entusiasta de alguien que ve la vida con esos ojos. Aprendo de ti y te agradezco. Felicidades para este 2,016!

    Me gusta

  5. Rompes cualquier estereotipo, querido Jorge, otra vez demuestras cómo un genio de la lógica matemática puede ser un – aún más sorprendente – sabio del corazón: ¡”Resistencia”, es precisamente el hilo conductor del artículo! ¿Te cuento algo? Tengo en mi buró, la foto de mi abuelo, el héroe naval que como Shackleton, salvó la vida y el honor de la tripulación de su barco y otros, que abrazaron su causa revolucionaria, adjudicándose toda responsabilidad, aun cuando fuera compartida con gente que nunca dió la cara, porque la madera de un líder no cruje. Crecí, deleitada por su liderazgo personal y la ascendencia y cariño que despertaba en sus compañeros, supongo que ahí nace mi interés en sacar a la luz, los recursos de quienes poseen ese mismo espíritu. El 2,015 para mí, como para muchos, ha sido especialmente rico en experiencias difíciles, un año de aprendizaje y crecimiento y en él, tu cercanía es una feliz serendipia. La dedicatoria queda corta, sabes de mi cariño, gratitud y admiración hacia ti. Me encanta que pudieras leerlo antes de tu viaje.¡El honor es todo mío!

    Le gusta a 1 persona

  6. Tu espíritu, mente y corazón son tres de esos tesoros que la historia del liderazgo registra, Rafa, no tengas ninguna duda de ello. A ver si de la harina de todos los comprometidos con “hacer que las cosas pasen” salen las tortas que alimenten la esperanza de una vida terrena más auténtica, creativa y colaborativa. Otro abrazo y un feliz y exitoso 2,016 para ti, querido amigo.

    Me gusta

  7. Cuando la segunda lectura te gusta aún más que la primera, puedes afirmar con seguridad que lo que estás leyendo es muy bueno. No falla.
    He empezado la lectura apuntando en una libreta las frases que más me gustaban, las ideas más luminosas para luego poder comentarlas aquí. Pero al final he dejado la libreta de lado. ¡Aquí hay tantas ideas dignas de comentarse!
    Volveré a este post, de eso no tengo duda. Es como uno de esos lugares a los que acudir cuando te falta algo y no sabes muy bien qué es. Y cuando sales, siempre te sientes renovado.
    ¡Gracias!
    ¿Y el 2016? Vendrá cargado de sonrisas para ti, Gissele. Eso seguro.

    Le gusta a 1 persona

  8. Como diría Julio Olalla, gran coach ontológico y mejor ser humano : “Si salgo a mirar el cielo contigo una noche y ni tú ni yo, sabemos sobre astronomía, los dos vamos a mirar el cielo y vamos a ver puntos a los que llamaremos estrellas pero si eres un astrónomo y conversas conmigo y me hablas de las constelaciones, de los planetas y los satélites, voy a empezar a ver con los mismos ojos que tenía antes, un mundo que antes no veía” ¿No es maravilloso el poder del lenguaje para transmitir lo que creemos aprender, lo que creemos sentir? Me pasa cuando te leo y me sumerjo fascinada en el interior de esa montaña de emociones, en la que sabes involucrar a tus lectores. ¡Haces tan sencillo entrar bajo la piel de tus personajes! los reconozco en lo cotidiano, entre quienes cruzo a diario, en mi misma… Te admiro mucho y no sólo como escritor, por eso aprecio más, tu tiempo y tus palabras. Te auguro un 2,016 muy feliz, Jorge; y… mis padres dicen que nací con la sonrisa pintada en el rostro pero ¡hay que ver cómo tu generoso comentario la ha iluminado! Gracias por estar.

    Le gusta a 2 personas

  9. ¡Qué bonito artículo!, Gissele. Me ha encantado. Nos conectas con nuestra verdadera esencia, la de ser y escuchar nuestro interior, lleno de un silencio sublime, como el que fluye en el río de la vida, que no se esconde en la naturaleza, sino que sencillamente es. Muy gratificante leerte y haber conectado contigo. ¡Feliz Año Nuevo 2016! desde España.

    Le gusta a 2 personas

  10. ¡El río, María José! Sentía que me faltaba resaltar algo : ¡el río es fundamental!, fluye en apacible calma dando de beber a la tierra, protegiendo a sus habitantes, o en rebeldía, a través de aquellas gotas que saltan contracorriente, que suelen cambiar su curso, que innovan; ese río que a veces, toma un respiro en las entrañas de la tierra y otras, emerge con toda la fuerza de su caudal, arrasando cualquier obstáculo: ¡un líder indiscutible de la naturaleza! ¡Gracias por recordármelo! Me alegra que el artículo te resultara significativo y conectar contigo y tu gentileza. También encuentro gratificante leerte. ¡Un feliz 2,016 para ti!

    Me gusta

  11. Mira dónde te encuentro, preciosa! no sabia que tenías un blog.me acuerdo que cuando estábamos en la universidad te veía organizar cosas, dar agua a los perros de la calle y trepar en el árbol de OBE para leer ese libro español-inglés, como se llamaba? lo que si me acuerdo es que me preguntaba si tú eras “de verdad”, ja,ja, te juro que si no te conociera, no creería que lo eres. Se te extraña en Facebook, escribes fabuloso como siempre y eres una profesional excelente.te felicito 🙂

    Le gusta a 1 persona

  12. “Historia de dos ciudades”, de Charles Dickens, era el libro: un bellísimo y perfecto retrato del alma humana. Vulcano y Apolo, eran los canes: amistad imposible de imaginar en el Olimpo, que mis peludos amigos si sabían honrar y … ¡hace tanto que no trepo árboles! aunque suelo leer a sus pies. Me alegra que te gustara el artículo, Stefano. Gracias por los lindos recuerdos y tu comentario sobre mi trabajo. Un abrazo.

    Me gusta

  13. ¡Qué linda sorpresa encontrar tu comentario, Lottar! Tú lo sabes, poeta, una vez que la inspiración se instala en un corazón, puede adormecerse pero basta un mágico soplo para despertarla: para algunos es un elixir, para otros un veneno; te agradezco dos veces: un escritor existe gracias a sus lectores y si son de tu calibre, hay que subir la valla 🙂

    Le gusta a 1 persona

  14. ¡El primer premio para la Factoría!… y tan especial porque la nomina el autor de un blog que me encanta… el tuyo, Jesús. En estos días, colgaré la página de agradecimiento que se merece y le daré su lugar de honor. El Black Wolf Blogger Award, me hace ilusión, como te dije y me dará oportunidad para escribir un poco sobre la protección a los lobos y el equilibrio que estos peludos protagonistas de leyendas, aportan a la naturaleza, así como llamar la atención hacia algunos blogs que lo merecen mucho por el esfuerzo y cariño que ponen los autores en ellos. ¡Gracias! Un abrazo y una sonrisa, Jesús 😊

    Me gusta

  15. Gi bonita, recién me doy respiro para leerte! Larguito ah, ja, ja, pero qué motivador esto que escribes, me ha gustado , lo voy a compartir.

    Le gusta a 1 persona

  16. El privilegio fue mío, Adrián. Muchas gracias a ti, por creer y conectar, por ser un excelente peer coach y por esa generosidad para compartir tu talento, tiempo y trabajo. ¡En espera de la segunda parte!

    Me gusta

  17. Milady, necesitamos vuestra magia medieval con suma urgencia, sírvase responder al correo que espera en su bandeja desde viernes con cientos de fotos para que nos recuerde. Firmado: El Caballero de la Armadura Oxidada, El Jorobado, La Dulce Princesa, Drakonio, La Pitonisa Tuerta y La Comparsa de la Court D’Or.

    Le gusta a 1 persona

  18. Querido Caballero de la Armadura Oxidada, Querida Comparsa: Esta es una formalidad porque ya he respondido a su mensaje y es un “siiii” con mucho entusiasmo, muchas gracias por la confianza :). Por favor, utilicen el correo de la Factoría : gkmosto@creaticasac.com, para pasar fotos y videos, así llegarán en segundos. Toda clase de parabienes, mi Caballero, besos y recuerdos a toda la comparsa.

    Me gusta

  19. Otro excelente artículo! Espero que no le moleste si le escribo al correo, me gustaría hacerle unas preguntas sobre liderazgo de equipos. Saludos cordiales.

    Le gusta a 1 persona

TU ESPACIO PARA COMENTAR O APORTAR ...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s